martes, 22 de diciembre de 2015

San Jauretche

Asesorarse con los técnicos del FMI (Fondo Monetario Internacional) es lo mismo que ir al almacén con el manual del comprador escrito por el almacenero.

Arturo Jauretche