jueves, 22 de abril de 2010

Día de la Tierra

En el altiplano andino, mama es la Virgen y mama son la Tierra y el tiempo.
Se enoja la tierra, la Pachamama, si alguien bebe sin convidarla.
Cuando ella tiene sed, rompe la vasija y las derrama.

A ella se ofrece la placenta del recién nacido, enterrándola entre la flores para que viva el niño; y para que viva el amor, los amantes entierran cabellos anudados.

La diosa tierra recoge en sus brazos a los cansados y a los rotos, que de ella han brotado, y se abre para darles refugio al fin del viaje. Desde abajo de la tierra, los muertos la florecen.


Eduardo Galeano
(De "Memorias del fuego II", 1986)

6 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Muy bueno el texto de Galeano.

Cariños!

Pau dijo...

Bien por Galeano. Ahora, estas cosas de poner un "día de..." no me gustan ni un poco.
Parece que fueran para lavar culpas.

Ramiro dijo...

Galeano es un genio desde todo punto de vista.

Al margen, el día de la tierra debería ser todos los días, si no nos acordamos de cuidarla, estamos en el horno!

Florci dijo...

Detesto a Galeano, pero debo admitir que tiene razón. No hemos hallado la inmaterialidad.

Saludos!

Anónimo dijo...

Sos el mas goma!!!

Pable dijo...

Srta Sol: Gracias. Cariños para usted también.
Srta Pau: Es como que todos los otros días podemos maltratar a la tierra ¿no?
Sr Ramiro: Espero no lleguemos al horno.
Srta Florci: Confio en que de a poquito deje de detestar a Galeano.
Sr/Srta Anónimo: ¿Qué es eso de no firmar los comentarios? No quisiera pensar que usted es un/una cobarde.