jueves, 11 de marzo de 2010

Perdón Señor Munch

Creo que es hora de intentar explicar que catzo tiene que ver "El grito" de Munch en este blog, para de esa forma apaciguar las quejas de La Fox, también las de Frau Eva, y seguramente también las de Naty sin S.



Seguramente el sentido que yo le doy al Grito difiere mucho del que le dió el Sr Munch. Mi explicación o el sentido por el cual esta bella obra acompaña a mi blog, parte de Holloway, autor que tuve que leer hace un tiempo. Este buen hombre plantea, entre otras cosas, la posibilidad de cambiar al mundo sin tomar el poder, tomando como ejemplo el levantamiento zapatista en México.



Holloway lo hace por intermedio del concepto de GRITO, pero no como un grito de rabia o de enojo, sino como esperanza. El grito entonces esta vinculado al poder hacer, y no significa nada sin el hacer.

Hace algo es negar ese estado de cosas que ya esta establecido. Por eso mismo, el grito es el comienzo en un mundo que nos niega, el grito nos trasciende, nos empuja a un hacer.

Este hacer, este crear algo que aun no existe, este grito implica movimiento; este movimiento es social y la condición previa del flujo social es el hacer de los otros, en definitiva, el hacer colectivo. Aunque, desde luego, no se puede definir de manera absoluta, donde termina el hacer de cada uno, y donde empieza el hacer de cada uno.


Uno grita cuando esta aburrido.

Uno grita cuando quiere decir algo.

Uno grita cuando quiere ser escuchado.

Ese grito, ese hacer algo, ese negar lo establecido para poder cambiarlo.

Y desde luego, ese grito, mi grito, tu grito, al igual que el del Sr. Munch, tiene algo angustioso y existencial.

12 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Bueno, Pable, debo decir que me has sorprendido mucho (positivamente).
Motivos muy nobles inspiran la presencia de Munch aquí, me alegra.
No leí el libro del que hablás, pero sin duda intentaré conseguirlo, me interesó mucho la sinopsis que hiciste.
Cariños!

Pali dijo...

Yo quisiera gritar ahora mismo...

Naturalmystic dijo...

Yo estaba por gritar para que actualicen este blog (tanto que me gritó a mí para que ponga pilas con el mío)

Arle dijo...

Me creeria si le digo que hoy estuve frente al original ? y llego a casa y leo su post ?

Le mando un smuack smuack uno para cada mejilla

Naty dijo...

Me alegro que hayas explicado lo del grito, ya no recibirás más quejas de nadie.
Hoy me levanté con el pie derecho, así que aprovecho para pasar y decir que me gusta el posteo!

CaroL dijo...

Que bueno que tenga un significado tan profundo, te mando un beso PablÉ

Florci dijo...

Creo que un "Nada, me va Münch" me hubiera bastado, pero está bueno que haya algo más trascendental detrás de eso supongo...

Saludos

esmeralda dijo...

Que buena forma de verlo...
Escribi mas seguido Pable
Beso y punto

Pau dijo...

Lo bueno es que ese grito no emite ningún sonido. Cuestión que se asemeja a la explicación que diste.
Porque gritar y no ser oído.
Ahí va peor.

La Fox dijo...

Me gusta, me gusta mucho. Ese grito es como un desafio no? Como decirle al cambio "yo no te tengo miedo"

Me gusta, me gusta! :)

Lagabi con G dijo...

Qué coincidencia, a mi me gusta gritar!
Me gustó lo que encontré por acá. Besos Pable.

La tortuu
(con el otro blog)

Pable dijo...

Srta Sol: Hay una versión en internet del libro de Holloway (esta en inglés). Pero si busca un poco, quizás lo encuentra en español.
Srta Pali: Bienvenida. Grite. No pida permiso. Solo grite.
Sr NaturalMystic: Ahora tardo en actualizar (responder) comentarios.
Srta Arle: ¿Por qué no habría de creerle a una mujer que deja besos tan lindos en este blog?
Srta Naty: Seguramente recibiré otras quejas.
Srta CaroL: Me alegra que le haya gustado.
Srta Florci: No podría decir que "Me gusta Munch" dado que no conozco, con profundidad, su obra.
Srta Esmeralda: Intentaré complacerla.
Srta Pau: ¿Gritamos todos juntos?
Srta LaFox: Ya puede dejar de sentirse estafada por mi encuesta.
Srta LaTortu: Bienvenida. Póngase cómoda.