domingo, 12 de abril de 2009

Atracción de los cuerpos

Acerca del movimiento de los planetas (o de nosotros mismos)

De acuerdo con la explicación clásica, la griega, los planetas están hechos de una materia superior, distinta, el éter, mientras que las cosas de la tierra estan hechas de aire, agua, tierra y fuego, es decir, los elementos básicos. La combinación de estos cuatro elementos básicos da como resultado a nosotros que somos corruptibles, nos deterioramos, nacemos, morimos, nos enfermamos, somos imperfectos, mientras que los planetas son eternos, nunca se desgastan, no nacen ni mueren.
Los griegos no sabían que las estrellas nacen y mueren, creían que eran de una materia eterna y perfecta. El movimiento perfecto para los griegos era el circulo, por eso mismo pensaban que los planetas se movían en circulo, porque era el movimiento perfecto y como estaban hechos de materia perfecta solo les cabía el movimiento perfecto, el movimiento natural de los objetos hechos de éter era el movimiento circular.

Desde luego que la ciencia moderna discute esta concepción, lo que hay que entender es porque los planetas giran y no se pierden en el universo. Descartes hace una explicación racionalista, diciendo que el movimiento siempre es rectilíneo, lineal nunca circular. Los planetas se mueven en línea recta y existen en el universo zonas donde el universo se arremolina y eso hace girar a los planetas. Kepler luego descubre que los planetas no giran en círculo sino en forma elíptica. Esto le permite a Newton entender que existe una relación entre el planeta que gira y la estrella o el cuerpo alrededor del cual gira.

A medida que el planeta esta mas cerca a la estrella tiende a acercarse porque hay una relación de atracción mutua entre los cuerpos, cuando pierde relación se aleja y solamente cuando entra en relación con otros cuerpos de otras orbitas vuelve a girar. Hay una relación gravitatoria entre los cuerpos, eso es lo que mantiene a los cuerpos en órbita.

Asi mismo, cada uno de nosotros se mueve cuando se siente atraido por otra persona. Cuando una señorita nos gusta, nos movemos a su alrededor, y nos vamos acercando por la fuerza de atracción (o de seduccion) de dicha mujer.

Cuanto mas nos gusta una fémina, mas giramos y mas pelotudos nos ponemos. Terminamos haciendo cosas que nunca hariamos: Leemos otros libros, nos hacemos amigos de sus hermanos o hermanas, modificamos nuestra recorrida habitual tan sólo para verla por tres minutos más, nos inventamos profesiones, aprendemos algun idioma, tomamos clases de piano, nos bañamos todos los días, ensayamos posibles charlas.

Si somos correspondidos nos mantenemos gravitando cerca de su cuerpo. Si somos rechazados (como casi siempre ocurre) permaneceremos quietos esperando cruzarnos con otros cuerpos de otras órbitas.

6 comentarios:

Kitty Wu dijo...

Jajajaja..."nos bañamos todos los dias"....tremendo pable!!!
Por cierto, que lindo que hayas recordado mi cualidad oriental en el otro post, estoy muy orgullosa de eso,jeje.
En fin, Al principo del post deteste a los cientifcos...que ganas de sacarle romantiscismo al mundo!!!
pero bueno, justo deje un pos mas o menos sobre eso. A buen entendedora, pocas palabras...jejeje
Besotes!!!

Nono dijo...

Uh, los cuerpos femeninos me cambian la orbita, definitivamente. La vuelven sinusoide, zigzaguente, impredecible, suelo chocar contra otros cuerpos... me dejan lisa y llanamente boludo.

Arle dijo...

Pable qué belleza. También es cierto que nosotras, de este lado, a veces no sabemos qué hacer para atraer ciertos planetas lejanos a nuestra órbita.

Schmuack de Feliz Pascua

Florci dijo...

Me quedé con eso de nos bañamos todos los días... Asco, Pable, diciendo eso sí que conseguis que otros cuerpos no graviten cerca tuyo, siempre se preguntarán si hoy era el día que tenías programado un duelo de jabón y esponja.

Saludos!

JASVI dijo...

Hay pero que cientifico, casi logras que me vuelva loca, hasta que llegue a la parte "esencial"
fue genial, y por Diooo!!

Bañense aunq nadie gravite cerca de ustedes!!!

Pable dijo...

Srta Kitty: Siempre recuerdo sus cualidades, entre ellas, su orientalidad.
Sr Nono: ¿Tenemos otra opción?
Srta Arlequincita: La única belleza es usted. Un escote a veces permite que ciertos planetas se acerquen.
Srta Florci: Prometo hacerle caso.
SRta JASvI: Bienvenida. Lo esencial es que le haya gustado.